lunes, 15 de marzo de 2010

Desiderata.

Y escucha a los demás, incluso al torpe y al ignorante,

pues ellos también tienen su historia.

No te compares con los demás,porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú.

Disfruta de tus logros, así como de tus planes.

Sé cauto, porque el mundo está lleno de engaños,

pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar;

Mucha gente lucha por altos ideales

y en todas partes la vida está llena de heroísmo.



Sé tu mismo.



Especialmente no finjas afectos.

Tampoco seas cínico respecto al amor,

porque frente a toda aridez y desencanto,

el amor es tan perenne como la hierba.

Acepta con cariño el consejo de los años,

renunciando con elegancia a las cosas de juventud.

No te angusties con fantasías.

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos,

ésta vida merece la pena ser vivida.



Esfuérzate en ser feliz.

4 comentarios:

  1. Dios, la desiderata, yo tengo una copia completa de los años 70 en el corcho de mi habitación, siempre me gustó, me la regalo mi madre cuando era un crio, y a ella se la regalaron también...

    ainsss

    ResponderEliminar
  2. No la conocía, pero me ha encantado :)

    ResponderEliminar
  3. Si, la vida, por muy mala que nos parezca, por muy injusta o caprichosa, por muy mal que nos lo haga pasar, siempre merece la pena. Eso no se puede dudar. Y si a veces no nos damos cuenta de ello es porque nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar